Interesante artículo de Nuria García

3 juegos de 15 minutos para pasar en familia

Ser padres a jornada completa implica que nos falta tiempo para todo: trabajo, tareas del hogar, deberes de los niños/as…. A menudo olvidamos lo más importante debido a esa vorágine en la que vivimos: tiempo en familia. Nos decimos que pasamos tiempo con nuestros hijos, que vamos de viaje con ellos, alguna vez hacemos alguna excursión….Y por supuesto siempre les acompañamos al parque y les ayudamos con los deberes. Pero, ¿eso es tiempo en familia?

Cuando hablo en el estudio de tiempo en familia muchos piensan que me refiero a una actividad compleja, algo que requerirá mucho tiempo. Sin embargo, se equivocan. Dedicarle unos minutos al día a cada uno de tus hijos individualmente con cuestiones ajenas al deber (y por deber entiendo: trabajos de clase, recoge el cuarto….) influirá en su autoestima, ayudará a mejorar su inteligencia emocional y tu relación de confianza que puedas desarrollar con él/ella (independientemente de que actualmente tu relación no esté dañada). No hace falta que dediques mucho, a veces bastan 15 minutos para tener ese tiempo de calidad del que tanto se habla en los medios. ¿No te lo crees? Hoy te proponemos 3 juegos que pueden ayudarte a que esto sea posible sin importar que tu hijo sea pequeño o más mayor:

Bote de la comunicación: Este juego está basado en la “caja de los elogios” Matthew Selekman (2005) y es increíble lo que las personas pueden disfrutar con él. El juego consiste en que persona que viva en casa escriba mínimo 2 papeles con aquellos aspectos que le hayan gustado durante la semana. Por ejemplo: “Me gustó que el otro día me dieras un abrazo.” “Me pareció genial lo responsable que fuiste al cuidar de tu hermano/a”. Esos papeles se reunirán al final de la semana y se leerán entre todo. Ojo! Está prohibido mirar o abrir el bote. Se abre cuando todos estemos reunidos.

Juego de los 10 minutos: ¿En qué consiste? En algo que hoy en día no abunda mucho, dedicarnos 10 minutos sin que haya otra tarea de por medio. No se trata de hablar un ratito mientras que llevas a tu hijo a una extraescolar o mientras que él está distraído con el móvil o viendo la tele. El objetivo es crear la rutina de poder hablar simplemente mirándonos a los ojos y sin interrumpir al que habla. Durante esos 10 minutos, hablaremos sobre algo que nos ha gustado durante el día o cosas que no nos han gustado en absoluto. Cuando lo uso, suelo poner preguntas en un papel y cuando lo hemos hecho un par de veces, lo dejo en blanco para que sean ellos mismos los que decidan que quieren contarme. Este juego está especialmente indicado para aquellos que les cuesta comunicarse y para los que les cuesta escuchar.

Trivial familiar en la comida: Este juego está basado en “Trivial familiar” de Mark Beyebach (2011). Es importante reunir a toda la familia a la mesa. No obstante, eso puede resultar complicado por distintos motivos ajenos a ti: horarios incompatibles, comer a diferente ritmo (nos son rápidos y otros lentos) y eso hace que enseguida se levanten de la mesa. Así que este juego consiste en alargar un poco más ese rato familiar. ¿Cómo? Muy sencillo. Se trata de que cada persona lance una pregunta: ¿Cuál es mi actor favorito? O ¿Cuál es la serie que me tiene más enganchado? Cada persona que esté sentada en esa mesa(salvo el que lanzó la pregunta) deberá contestar cuál cree que es la respuesta en un papel sin que nadie lo sepa. Una vez escrito, la persona de la izquierda será el que tenga que preguntar y el resto contestar. Este proceso se terminará cuando todos hayan hecho una pregunta. Gana puntos el que más preguntas haya acertado durante el tiempo de estar comiendo. A veces, han llegado a hacer verdaderas competiciones familiares, aunque yo me quedo con la parte de que fomenta que todos nos conozcamos mejor y a veces, te sorprende de la cantidad de cosas que das por hecho por no preguntar.

Ahora estaría encantada de conocer tu opinión ¿qué haces en tu familia cuando llega el fin de semana? Y por semana ¿le dedicas mucho o poco? Y si además, empleas algún juego, sería extraordinario que compartieras tu secreto con toda la comunidad de Sindeberes.

La ilustración de este post hecha también por Nuria.

Más artículos interesantisisimos de Nuria, aquí

9 thoughts on “3 juegos de 15 minutos para pasar en familia

  1. Natalia Responder

    Mi peque sólo tiene 3 años. Por las mañanas le llevo yo a la guardería y le recogen los abuelos. A última hora le recoge su padre. Tanto él como yo dedicamos al menos 15 o 20 minutos sólo a jugar con él. Hacer un puzzle, leer un cuento… Y es increíble lo que lo agradece.

    • Nuria García Responder

      Una idea buenisíma Natalia! Para este tipo de “momentos juntos” no hay edad, estoy segura de que esos momentos son valiosísimos para tu peque pero no me cabe duda que también para vosotros.

      • Marilu Responder

        Simone, qualquer pessoa pode decidir, por si própria, a procurar ajuda ps¡Ãtiqiurica, espiritual ou mesmo turística, a hora que bem entender. Não precisa de lei para isso. Obrigado pelo comentário

  2. Confeti en los bolsillos Responder

    Que buenas ideas!! Me las apunto porque de verdad que creo que merece realmente la pena.
    Calidad en tiempo con mi hijo

    • Nuria García Responder

      Me alegro de que te gusten! Tienes mucha razón, hay que valorar ese tiempo tanto para ellos como para nosotros que podemos disfrutarlos y ¿quién no puede sacar 15 minutos al día? 😉

  3. clubpequeslectores judith franch Responder

    No es muy innovador pero lo que intentamos hacer cada día antes del baño es jugar una o dos partidas los 5 juntos al Uno. La verdad es que es un momento en que lo dejamos todo, nos reunimos en el salón y pasamos un rato riendo mucho.
    Me encantó lo del bote de la comunicación, voy a probarlo!!! Un abrazo.

    • Nuria García Responder

      Las mejores ideas no tienen porque ser innovadoras, muchas veces son las cosas sencillas las que más éxito tienen y por eso, son las que debemos tener más en cuenta. A mí me parece genial que hayáis tenido esa rutina todos. La risa es el mejor de los indicadores 😉 Ya me dirás que tal ha resultado el bote de la comunicación. Un abrazo Judith!

  4. eSteR Responder

    Qué ideas tan interesantes! A pesar de que mi hija es mayor, creo que propondré el del Trivial Familiar y el del Bote de la Comunicación.
    Cuando Sarah era pequeña lo que hacíamos era que ella o yo, una vez una y otra vez la otra, empezábamos una historia/ cuento que nos inventábamos y llegados a un punto, parábamos y la otra la tenía que seguir, y así, hasta que una de las dos decidía un final.
    Nos llegamos a inventar historias muy divertidas, a veces absurdas, a veces tristes y a veces alegres, pero lo que nos llegamos a reír, no os lo podéis ni imaginar.
    Me han encantado vuestra ideas, gracias por compartirlas.
    Abrazos,
    Ester.

    • Nuria García Responder

      Muchísimas gracias Ester! Comentarios como los tuyos y experiencias de juego como las que cuentas hacen que valga la pena escribir este tipo de artículos. Te tengo que decir que el juego que tenías con Sarah lo sigo haciendo en el estudio y es una de las actividades preferidas a cualquier edad, de hecho siempre es una de mis recomendaciones para los papis porque estimula desde la creatividad a la expresión, así que enhorabuena :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>