Vamos a hablar de bullying

¿Cómo saber si mi hijo/a es un acosador/a?

¿Cómo saber si mi hijo/a un acosador/a? Una pregunta aterradora que muchos padres y madres se preguntan y que muchos se niegan a contestar por miedo a la respuesta.  Porque si ser víctima es malo, poder llegar a pensar que tu hijo/a hace daño deliberadamente a sus compañeros es aún peor y la culpa aparece ¿Qué habré hecho mal?. Cuando las familias llegan al estudio, lo que más me dicen es: Sólo pido que sea buena persona, pero ¿y si mi hijo/a no lo es? ¿Cómo puede ser que mi encantador/a hijo/a pueda ser así?

No obstante, no preguntárnoslo o evitar responder no solucionará el problema. ¿Ser acosador/a convierte a mi hijo/a en un “monstruo”? Rotundamente no, deshumanizamos tanto al acosador/a, que para muchos es difícil ponerse en su lugar. Sin embargo, es más sencillo de lo que te puede parecer, así que si sigues leyendo este artículo te trataremos de contestar a estas preguntas.

Antes de comenzar, es importante señalar que si tu hijo/a tiene problemas con los demás, lo mejor es atajarlo cuanto antes y “no demonizarlo”. Normalmente, lo que más necesitan es ayuda a comprender que existen diferentes alternativas para resolver su conducta. Como yo suelo decir en el estudio: Hay niños/as que necesitan reforzar la lectura y otros/as, su mundo emocional. Eso no le convierte en “mala persona”,  simplemente en que da un enfoque erróneo a la situación. A  pesar de que hablar de un perfil de acosador me parece complicado, ya que cada chico/a es diferente y siempre va a existir una excepción, hay una serie de características que te pueden hacer sospechar y prevenirlas. Si tu hijo/a…

 

Perfil agresores (1)

  • Tiene problemas para resolver conflictos. Si para él/ella, piensa que es más fácil coger o exigir las cosas que pedirlas, por un lado porque se ahorra hablar las cosas y por otro, porque es nulo/a en la negociación. Las discusiones por conseguir lo que quiere son recurrentes, sobretodo cuando se le exige que obedezca o tiene que cumplir con sus obligaciones como hacer los deberes Te sorprendería cómo muchos/as no saben desenvolverse en problemas cotidianos relativamente sencillos. Por ejemplo, se me ha olvidado el boli, se lo robo al compañero. Las palabras por favor están fuera de su vocabulario.
  • Poca comunicación y empatía: Otro factor que destaca en este tipo de perfil es que son reservados/as y rara vez te habla de sus problemas o sus emociones y no lo hace ni contigo ni con nadie. Además le cuesta ponerse en el lugar de los demás, ya sea de adultos o niños/as de su edad hasta que no le pasa a él/ella. Por eso, miente continuamente en el caso de los deberes o bien no los apunta deliberadamente o los borra para que no sepas lo que tiene que estudiar o viene con deberes hechos que nunca hizo en casa.
  • Bajo nivel de frustración o traducido sería: Si ves que tu hijo/a no soporta no conseguir lo que quiere o se irrita cuando hay un “no” o recibe críticas o detesta que alguien sea mejor a él/ella o cuando no hacen lo que quiere.
  • Tiene una baja autoestima y buscan el reconocimiento y la atención a toda costa. Seguro que pensarás que tiene buena autoestima, que se lo tiene muy creído, que siempre dice lo bueno/a que es… No te confíes con eso, a veces si “rascas” un poco te encontrarás que sólo son justificaciones pero no es realmente lo que piensa.
  • Tratan de darle la vuelta a la situación para no reconocer sus propios errores y consiguen ser ellos las víctimas de todo. Como decía mi madre: “Son los que echan balones fuera” siempre bien porque culpa a otras personas “yo no soy culpable de que no salgamos” o culpa a las circunstancias “Me comporto así porque en el cole se meten conmigo” o lo niega “No ocurrió”, “no lo recuerdo, yo no fui”.
    Y encima pedirá un Lo siento por presión social más que porque él lo sienta. Suelen creerse que son las víctimas y los demás están en contra de él/ella.
  • No controla sus emociones. Si es impulsivo/a y es de los/as que actúa y se deja llevar por el momento y luego ya lo piensa o a veces es agresivo/a en su comportamiento, no sólo porque pegue sino por el tipo y el tono de lenguaje que emplea.
  • Le cuesta manejar relaciones sociales. Eso no significa que esté solo/a, puede que esté rodeado/a de gente y de hecho, hasta puede ser encantador/a en algunas situaciones pero a menudo es para conseguir lo que quieren y no tienen relaciones de amistad sino conocidos. Por eso, si alguien le traiciona, creará rumores o mentiras para desprestigiar al resto sólo para conseguir esa atención y “vengarse”.

Si ves que alguna de estas características encajan con tu hijo/a, no te asustes. Pronto te daremos las claves para saber qué hacer en casa si esto sucede. Conviene resaltar que no por tener estas características va a ser un agresor, muchos niños/as pueden tener este tipo de características y es por otros motivos, no obstante, conviene prevenir cada una de estas características. Un acosador no surge de la noche a la mañana, normalmente  detrás de una serie de acosos, ha habido pequeños intentos que le han dado esa visión distorsionada de que esa es la forma de conseguir las cosas y tratar a los demás.

Por último, te voy a lanzar una serie de preguntas para comentarlas en la comunidad.

¿Cómo reaccionarías tú si te llamaran del cole/insti comunicándote que tu hijo/a ha estado acosando a un compañero/a y tu hijo/a lo niega? ¿Cómo de permisivo/a eres en casa? ¿Cómo gestionas el conflicto si ves a tu hijo/a pegando a otro/a en el parque? ¿Eres de las/os que fuerza a tu hijo/a a que de un besito al otro/a y quede todo solucionado?

Más articulos sobre el bullying:

Los espectadores del bullying

Bullying. ¿Qué hacer?

*Todas las infografías e ilustraciones hechas por la autora

2 thoughts on “¿Cómo saber si mi hijo/a es un acosador/a?

  1. Nadia Responder

    Coinciden muchas cosas con mi hijo, x favor, necesito pautas para parar esto. Por favor, es urgente….

    • Nuria García Responder

      Perdón Nadia, no había visto tu comentario. Ante todo, calma, que reúna algún requisito no significa que sea un acosador ni mucho menos. Si me dijeras que cosas coinciden con tu hijo quizás podría ser más concreta en pautas para darte en casa y que de esa forma mejorara su conducta. De todas maneras, no te alarmes, si has detectado estas cosas es un gran paso para solucionar y trabajar esos aspectos que le cuestan más, si aún así ves que te desborda la situación siempre puedes consultar a un especialista. Lamento no poder ser de más ayuda pero así en general es complicado. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>