un articulo de José Antonio Marina

Educación financiera en la escuela

Unos post atrás hablábamos sobre la paga, las finanzas y estas cosas, para abordarlas de manera más casera. Hoy, compartimos un artículo en el que José Antonio Marina habla sobre la Educación financiera en la escuela, y donde él se posiciona claramente en contra. Pero, tú que opinas?. Dice cosas como las que abajo copio:

“¿Por qué me opongo a una iniciativa tan poderosamente apoyada? Soy docente, y creo que los docentes deberíamos ser la conciencia crítica de la sociedad en temas educativos. Comenzaré analizando los objetivos de la “educación financiera”, tal como los expone el documento Financial Education in the School. Las generaciones más jóvenes –señala– no solo van a enfrentarse a una mayor complejidad de los productos financieros, servicios y mercados, sino que, además, una vez adultos, posiblemente afrontarán más riesgos financieros que sus padres. En particular, las futuras generaciones se van a enfrentar a retos importantes a la hora de planificar su ahorro para la jubilación y la cobertura de sus necesidades de salud. Espero que reconozcan el sesgo ideológico de estas afirmaciones. El documento incluye una cita de un “emprendedor educativo”, para mí desconocido, llamado Robert Kiyosaki: “Una de las razones de que los ricos sean ricos y de que los pobres sean pobres y que las clases medias luchen con sus deudas es que el tema del dinero se enseña en casa y no en la escuela”. ¿Qué opinan de esta afirmación?”

“…creo que lo que necesitamos es que nuestros estudiantes tengan una formación económica básica, y no una mera educación financiera. Como saben los especialistas, la Economía financiera es una disciplina que trata del funcionamiento básico de los mercados financieros y de sus instituciones (por ejemplo, los bancos), de la asignación de recursos monetarios, de los riesgos, y de los instrumentos financieros y su uso. Es sólo una parte de la economía, y reducir la educación económica a ella implica un sesgo que me parece sectario y perjudicial, porque somos víctimas de una hipertrofia de la economía financiera. La economía financiera ha tomado un auge exagerado en relación con la economía real. La crisis que padecemos no ha sido económica, sino financiera. Por eso, las recomendaciones de la OCDE sobre la necesidad de que los consumidores tengan educación financiera me parecen un intento de descargar la responsabilidad en ellos, y no en el sistema financiero. Es el complejo político-financiero quien debe recibir una mejor educación.  Al estallar la crisis económica –que, repito, ha sido una crisis financiera– Alan Greenspan, expresidente de la Reserva Federal de EEUU, un hombre que disfrutaba de prestigio mundial por su sabiduría financiera, dijo que “no comprendía lo que había pasado”. ¡Es para echarse a temblar! Desde la “teoría de la ciencia” me atrevo a decir que la economía está ideologizada y no alcanza por ello la dignidad científica. Que la OCDE advierta que los instrumentos financieros se van a hacer cada vez más complicados –la hipotecas basuras fueron  complicadas “innovaciones financieras”–, y que pretenda que los consumidores se defiendan de esos sofisticados instrumentos que en ocasiones ni quienes los comercializan los entienden, me suena a impostura. Es como si dijera que la educación sanitaria de los ciudadanos debería decidir qué bisturí utiliza el cirujano que va a operarle.”

Para leer más:  Educación: No a la educación financiera en la escuela. Noticias de Educación

Mientras tanto me estoy leyendo el libro de Ron Lieber sobre el tema de los niños y las finanzas domésticas. Está interesante y me van surgiendo algunas dudas, cosa genial para poder comentar aqui con vosotros!.

Feliz lunes! el miércoles volvemos con un artículo muy necesario sobre el llamado “deficit de atención”. #hayvidadespuésdelcole

One thought on “Educación financiera en la escuela

  1. eSteR Responder

    Otro tema muy interesante, como todos los que planteáis por aquí. Si soy sincera tengo que reconocer que no le he prestado demasiada atención respecto de la educación de mi hija. Debe de ser que no lo considero importante o justo o contrario: quizá lo considero un tema demasiado complejo, como para incorporarlo a la educación, cuando temas más importantes, como la educación emocional, andan tan olvidados tantas veces, en tantos centros, en tantas familias… Mi postura la definiría perfectamente la frase de J.A. Marina que recoges:
    “Creo que lo que necesitamos es que nuestros estudiantes tengan una formación económica básica, y no una mera educación financiera”…
    No puedo estar más de acuerdo con la afirmación y con el ejemplo que nos pone: ¿le tenemos que decir al cirujano qué bisturí utilizar?… ¿Cómo practicar la incisión? No tenemos que ser “especialistas” en todo, para eso están los verdaderos especialistas en quienes DEBIÉRAMOS PODER CONFIAR. Lo que sí sería urgente es que esos especialistas, de CUALQUIER ÁMBITO, fueran HONESTOS y trabajaran siempre desde esa honestidad y desde la integridad, de manera que volvemos al principio del principio: ¿cómo conseguir especialistas honestos, íntegros, éticos, en cualquier ámbito de la vida? Con una buena educación emocional: los niños honestos serán adultos honestos. ¿No os parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>