Caso real contado por Olaya de Tacones con Gracia

Los jesuitas de Cataluña

Os contábamos en esta noticia, la buena nueva del cambio que han hecho los Jesuitas Catalanes. Con tanta suerte que en sindeberes tenemos una “infiltrada”!!! Nuestra querida Olaya de Tacones con Gracia lleva a sus hijos a los Jesuites Gràcia , y hemos aprovechado para hacerle una entrevista y que nos cuente su experiencia viviendo esta transformación que esperamos que poco a poco se vaya extendiendo por otros colegios.

_____________________________________________

Mi nombre es Olaya y soy mamá de una niña de 7 años (Alba) que está en tercero de primaria y de una preadolescente de 12 años (Andrea) que ha empezado primero de ESO.

Mi hermano y yo siempre fuimos a un colegio Jesuitas, desde los seis años hasta que empezamos en la universidad. Es más, él apartó momentáneamente su carrera como profesor de niños de infantil para entrar a formar parte de la Orden Jesuitas y años más tarde volver a impartir clases en diferentes escuelas Jesuitas de Cataluña o en países africanos como miembro de la ONG Jesuitas para los refugiados (actualmente está en Sudan del Sur).

Cuando mi marido y yo tuvimos que elegir colegio para Andrea, nos visitamos casi todas las escuelas del barrio, siendo la opción de los Jesuitas la ganadora.

Desde que empezamos en el colegio Jesuites Gràcia – Escola Kostka hace ya casi 10 años nuestra valoración hacia el tipo de educación recibida por Andrea primero y por Alba después no puede ser mejor.

Pero hace aproximadamente unos 3 años nos informaron de un nuevo proyecto educativo que implicaba a todas las escuelas Jesuitas de toda Catalunya: “Horitzó 2020” (“Horizonte 2020”). A grandes rasgos os puedo decir que este proyecto quiere transformar en profundidad el proceso de enseñanza y aprendizaje y crear una nueva escuela para el siglo XXI, basado en los principios y los valores de la pedagogía ignaciana y en el diálogo permanente con los últimos avances en pedagogía, psicología y en las neurociencias.

Un nuevo proyecto para formar personas integrales, competentes, conscientes, compasivas y comprometidas que estará a pleno rendimiento en el año 2020.

* ¿Cuál fue la primera impresión cuando os comunicaron el cambio que tenían pensado hacer en los jesuitas?

Tanto mi marido como yo creemos que una buena educación es la base fundamental para formar futuras buenas personas, entendiendo como buenas personas a grandes profesionales implicados con la sociedad que les rodea. No nos sirve tener una hija que se gane “bien la vida” pero que no sea una persona capaz de ayudar al prójimo y dar lo mejor de si misma a nivel espiritual.

Por tanto cuando nos explicaron en que consistía el proyecto “Horitzó 2020” la idea nos pareció estupenda.

Tal como nos explicaron en las dos reuniones de principio de curso, la idea es formar personas y para ello los objetivos a asumir este curso son tan sencillos y a la vez tan lógicos como asumir responsabilidades y compromisos, asumir autonomía y autocontrol, saber escuchar y reflexionar, tener empatía, saber trabajar en equipo, porque con esfuerzo y constancia podemos llegar donde nosotros queramos.

* ¿Hasta ahora, ha sido un cambio fácil, tanto como para padres como para alumnos?

Todos los procesos que implican cambios tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, y este es un proyecto a largo plazo al que poco a poco hemos de adaptarnos todos, tanto padres como alumnos. En casa creemos ciegamente en este proyecto y aunque sabemos que habrá momentos de impás, hasta ahora nos ha parecido un cambio fácil.

El proyecto “Horitzó 2020” se está realizando en todas las escuelas Jesuitas de Catalunya pero en diferentes fases educativas. Es decir, mientras en nuestra escuela se ha empezado por Infantil 3, en la escuela de Lleida se ha empezado por primero de Eso, en la escuela Infant Jesús de Barcelona por primaria, etc.

Esta implantación gradual puede servir para ir viendo los errores y así mejorarlo en el resto de escuelas.

Los principales cambios que hemos “padecido” en nuestra escuela han sido físicos (obras y más obras para adaptar los espacios a la nueva idea educativa, donde las aulas no son clases con pupitres sino clases con espacio para presentaciones tipo anfiteatro, espacio para investigación, espacio para relax o juego…).

Un proyecto así no es posible sin una formación exhaustiva a los profesores/profesionales. Por eso a los largo de estos tres años hemos tenido profesores que nos han dejado durante un largo período o que han disminuido las horas lectivas, y otros profesores nuevos que han llegado para augmentar la plantilla.

Y la percepción de los alumnos, en este caso de nuestras hijas, es que todo sigue igual. Eso si, con mucha envidia hacia las “súper aulas” de los peques y esperando tener ellas esas mismas clases.

* ¿Cuál es la mayor diferencia que ves con el antiguo sistema que seguíais?

En estos tres años los cambios que han implicado a mis hijas, por los cursos en los que están, han sido graduales. Pero los cuatro cursos que se llevan Andrea y Alba nos hacen percibir que estos cambios son más palpables y más profundos de lo que los padres nos damos cuenta.

A nivel de deberes, un tema que nos interesa profundamente a los padres, he de decir que Alba casi nunca trae deberes a casa. El curso pasado únicamente tuvimos que estudiar las partes del cuerpo humano, preparar un dictado cado 2-3 semanas y a final de curso aprender las tablas de multiplicar.

El que si han de hacer es buscar información, ya que trabajan con proyectos. Como ejemplo os diré que el año pasado Alba trabajo en grupos los animales (su grupo estudió los koalas, los lemures, los osos pandas y algún otro animal que ahora no recuerdo), los países (su grupo habló de Brasil y la selva amazónica) y de las construcciones (su grupo tuvo que buscar información sobre como vivían las personas en la Edad Media).

Este sistema de trabajo con proyectos globales hace que aprendan a nivel global, de su tema y del resto de temas de sus compañeros. Y los profesores evalúan su trabajo pero también que han aprendido.

Y si hablamos de cursos mas avanzados como primero de ESO que ha empezado Andrea este septiembre, los exámenes trimestrales cuentan únicamente el 25% de la nota final, dándole importancia a la participación en clase, al trabajo cooperativo y en grupo, a la actitud, etc.

* ¿Qué cambio has notado en los niños? ¿A ellos les gusta esto?

Nuestra percepción como padres es que tienen una mayor facilidad de aprender, una mayor agilidad en buscar información, una mayor capacidad participativa, una mayor capacidad para afrontar problemas que pueden encontrarse el día de mañana.

Por poner un ejemplo os contaré que el curso pasado Andrea estaba muy enfadada porque en la asignatura de Ciencias en inglés el profesor le había bajado la nota dos puntos. Es una asignatura que trabajan a lo largo del curso con el mismo equipo, e incluso hacen los exámenes con en grupo. Tienen que hacer experimentos de química, grabarlos y exponerlo en la clase, y todo ello en inglés. Los miembros de su grupo no estaban muy por la labor a la hora del estudio. Ella se sabía perfectamente sus partes y se implicaba pero sólo a nivel individual. La reflexión de su profesor fue que el día de mañana, en su trabajo, en su día a dia, se encontrará con personas mejores y con personas peores, con personas trabajadoras y con tras que no lo sean tanto… y que ahora han de empezar a prepararse para este futuro, a gestionar los problemas, a sacar lo mejor de la gente.

Y a la pregunta de si a los niños les gustan estos cambios, nuestra respuesta es que en su mayoría sí, aunque “problemas” como el que os he contado o similares nos iremos encontrando, pero lo mejor de todo es que ellas los afrontarán cada vez mejor.

* ¿Van mas motivados? ¿Echan de menos algo de lo anterior?

No creo que los niños perciban el cambio. Ellos saben que están dentro del proyecto “Horitzó 2020” pero no creo que sean conscientes de lo que implica.

Saben que en unos años dejaran de tener aulas pequeñas para tener aulas grandes, saben que las pizarras de tiza han sido substituidas por las pizarras digitales, saben que las lenguas les abren muchas puertas y por eso a partir de quinto de primaria ya empiezan con la cuarta lengua… pero no creo que sean conscientes de lo que todo esto les supone para su futuro.

* ¿Y como padres, cuales son las ventajas que tiene este sistema nuevo, estáis contentos?

Para nosotros la ventaja principal es la percepción que tenemos que están preparando a nuestras hijas para el futuro, y además sin deberes!!!

Estoy segura que la manera de enseñarles a estudiar les abre la mente, que la manera de educarles les hace ser responsables de su aprendizaje. Les enseñan, tal como nos dijeron en las reuniones de inicio de curso, que no hay que memorizar, sino que hay que buscar, leer, obtener ideas y sobretodo razonar.

Y los idiomas son una base importante de todo este proyecto de futuro: Desde Infantil 3 tienen las asignaturas básicas de castellano, catalán e inglés, pero además introducen el inglés en plástica, gimnasio, recreos y hábitos de comedor, e incluso ciencias naturales (ver a Andrea en sexto de primaria explicar la fotosíntesis de la plantas en inglés no tiene precio!!).

A partir de quinto curso de primaria se introduce alemán y francés. Sólo una hora a la semana para que conozcan estas dos lenguas y vayan viendo que le gusta más. Así cuando en primero de ESO han de elegir la cuarta lengua, ya llevan dos años de rodaje y la elección para ellos es algo natural.

* ¿Si pudieras decirme tres cosas por las que todos los coles deberían tomar nota, cuales serían?

Cada año el colegio tiene un lema. El de este año es ELEGIR PARA SOÑAR. Y creo que no puede estar mejor elegido.

Nosotros hemos elegido este colegio y apoyamos al 100% el proyecto “Horitzó 2020” para tener unas hijas que sean personas integrales, competentes, conscientes, compasivas y comprometidas hoy y el día de mañana.

He dicho cinco cosas y no tres, jajaja.

* ¿Algo que añadirías tu a todo esto?

Todo este “rollo” puede sonar bonito pero lo mejor es verlo y vivirlo, y sobretodo ponerle ganas.

_______________________________________________________

Muchas gracias Olaya por contarnos la experiencia que estáis viviendo. Esta es la primera de nuestras “historias reales“, con los hastags #otraeducacionesposible y #hayvidadespuésdelcole.

¿En tu colegio están abiertos al cambio? ¿Encuentras positivos estos cambios en la educación? Si en tu cole están por esta labor, escríbenos para compartir vuestra historia!. Estamos encantados de ver cómo algo está pasando, algo se mueve. Y aquí estamos para contarlo!.

7 thoughts on “Los jesuitas de Cataluña

  1. Irene Responder

    Uff, que envidia siento!!!
    Nuestros hijos también están en Jesuitas, pero en otra ciudad.
    También tenemos por lema “elegir para soñar” pues es lema común para todos los colegios españoles… pero estamos en el polo opuesto:
    – Deberes y más deberes.
    – Aquí se piensa que memorizar es bueno
    – que hay que tener 5 ó 6 ejercicios de cada asignatura diariamente para poder seguir el ritmo de la clase.
    – que no se puede perder el tiempo porque la LOMCE aprieta y hay que dar absolutamente todos los contenidos, así que vamos a la velocidad del rayo, y doy fe de que se olvida a la misma velocidad.
    – Por supuesto, la única forma conocida de evaluar son los controles diarios o semanales y exámenes al finalizar cada tema… así que hemos llegado a tener 5 exámenes en un día, en 5º de primaria ¡increíble el agobio!
    Y para agobio, la plataforma EDUCAMOS, que nos informa puntualmente de cualquier olvido de tarea o incidencia negativa, que para lo positivo no hay tiempo.
    Y esa es mi contraexperiencia… aunque soy de las que piensan que hay que luchar desde dentro, y en esas estoy.

  2. María Cañal Responder

    Mucho animo Irene! esa filosofía que cuentas es la de la mayoría de los colegios… para eso creamos sindeberes para tener un lugar donde leer, aprender, ver otras formas, compartir y entre todos hacer piña… algo podremos hacer! un abrazo

  3. lauratorrent Responder

    Sé que vamos a pasito de tortuga, pero en mi opinión cada vez hay más familias “alternativas” (quiero decir que no comparten la filosofía de los deberes de muchas escuelas) que creen que una buena educación/formación pasa por una infancia llena de juego y experimentación.
    Me parece muy bien lo que explicas del colegio Jesuita de Grácia. Yo viví allí muchos años pero no lo conocía.
    Los pequeños cambios son poderosos! :-)

  4. Laura Responder

    Ufff!! Qué envidia – sana – pero envidia!!
    Sólo la posibilidad de tener una cuarta lengua y el hecho de utilizar el inglés en otras asignaturas me parece un auténtico privilegio.
    Yo fui a un colegio bilingüe internacional y me da mucha pena que, por el momento, no le pueda ofrecer lo mismo a mi hija (temas logísticos, de conciliación y también económicos).
    A ver si entre todos podemos implementar un cambio en las escuelas!
    Es necesario!! Gracias

  5. Montserrat Responder

    Esta entrevista parece tiene más un formato publicitario que no una realidad de lo que ocurre realmente allí.
    Este colegio tenía tres lineas y más o menos todo funcionaba, eso sí ,los que no llegaban al nivel les invitaban a irse , cosa que sigue ocurriendo.
    Luego por la crisis algunos colegios tuvieron que cerrar como fue el caso del colegio Cor-Mar.Fue entonces cuando los Jesuitas compraron este centro para ampliar lineas y como estaba bastante anticuado tuvieron que hacer obras. Actualmente tienen 4 lineas de las que no están preparados para llevar.
    Se aprovechó este momento en estaba perdiendo alumnos para competir con el programa Horitzo 2020 y de paso en las obras hacer este tipo de aulas grandes, coloridas para empezar a proyectar un tipo de pedagogía más innovadora.
    Todo se ha quedado en eso: unas magnificas instalaciones pero una puesta en marcha del proyecto Escola Nova 21, en la que los profesores no creen y están desmotivados.
    Los proyectos son de temas aburridos con la finalidad de que sean más fáciles de controlar y de trabajar.Esta aula grande donde ponen dos grupos de clase y dos educadores está basada en proyectos y trabajos que elige el docente, en cambio el alumno no tiene libertad para proponer un tema y llevarlo a cabo. La multitud de deberes sigue dándose sobre todo en la ESO .
    Por si fuera poco , este año han anunciado que ya no habrá colonias para los niños, cosa que ha molestado a muchas madres, ya que las excursiones fueron también reducidas.El tema de todo esto es económico.los precios eran abusivos las madres se quejaron y la solución pues quitarlas o reducirlas, pero no hacer un precio asequible.También en el comedor hubo quejas de dar muchos fritos.
    En fin que en las cosas básicas la calidad bajó empicado, luego lo que decís de las lenguas, al menos en Inglés el nivel bastante bajo, conozco varias madres que se ayudan con academias de Inglés.
    Un consejo, es no dejarse llevar por el marketing y sobre todo por las instalaciones.
    El proyecto en sí tendría que ser muy motivador pero en la realidad el esfuerzo que implica hacerlo bien no está contemplado,

  6. Cristina Responder

    Estoy totalmente de acuerdo con Montserrat, el proyecto educativo me parece estupendo, la manera de formar y educar a nuestros hijos muy buena, las instalaciones muy adecuadas, pero no sirve solo con venderlo en los medios, la teoría está muy bien pero les falta la práctica, a día de hoy yo lo veo únicamente como una empresa con ánimo de lucro.

  7. FarmaDog Responder

    Esto que cuentas no se adecua para nada a la realidad. Actualmente el nivel de colegio es bajo y su afan mercantilista es comentado por muchos padres. Muchos adolescentes no pasan la selectividad porque les aprueban sin esfuerzo, especialmente los que tienen problemas psicológicos. Una compañera de mi hijo aprobó un curso de la ESO con baja médica sin asistir a clase durante todo el año y sin abrir un libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>