qué duro cuando pasa!

Mi hijo no quiere ir al cole

Creo que esta situación es bastante común. Hoy, una reflexión personal, porque realmente es un momento tremendo cuando tu hijo no quiere ir al cole. Personalmente lo paso a menudo, y me da una tristeza tremenda.

No sabría por donde empezar, lo primero ver que mi hijo no está motivado, no quiere ir, le parece “todos los dias igual”, no valora que está aprendiendo porque ni siquiera es consciente, y le parece más una “tortura” que un regalo.

He estado leyendo un poco sobre el tema, porque es que es cierto que te quedas sin palabras. Y no sabes cómo hacer para entenderle por un lado, para motivarle por otro y para lograr cambiar esa situación.

Como anécdota quiero contar, que un día le dije: ya… te entiendo, a mi a veces también me aburre ir al trabajo. Y él me contestó: pues yo no pienso tener un trabajo que me aburra, a mi trabajo me va a gustar ir todos los dias!

Es demoledor, si… y es una actitud muy buena… pero…. tendrá que pasar por el cole antes, y yo intentaré que ese paso sea bueno para todos. Al menos lo intentaré!!!

Leyendo sobre el tema, para ver si podría encontrar ayuda, en este artículo encontré lo que abajo transcribo que me han parecido algunas de ellas muy interesantes.

“Si tu hijo no quiere ir al colegio constantemente, te empiezas a sentir como un hamster en la noria, poniendo mucho esfuerzo, lagrimas y sudor pero sin llegar a ninguna parte.

¿Por qué los niños no quieren ir al colegio?

En la experiencia del autor hay cuatro categorías:

– Los niños están sufriendo bullying o que están teniendo problemas para llevarse bien con sus compañeros.

– Los niños que están pasando un mal momento académico y por lo tanto el colegio es una experiencia negativa

– Niños que tienen problema con la autoridad y seguir las normas

– Niños que están sufriendo alguna ansiedad, con respecto a los exámenes, y la presión de las notas

Los padres de los niños que no quieren ir al cole acaban frustados y agotados. La clave está en buscar soluciones a largo plazo, que incluye enseñar a tu hijo como solucionar el problema y mirar de una forma más sana a sus responsabilidades.

Cuando los padres se ven en este problema y constantemente gritando, chillando, el colegio empieza a ser un punto negativo, con lo que la situación se vuelve peor. Es muy importante mantener la calma e intentar buscar soluciones. Algunas ideas pueden ser:

1. Llega al fondo del problema. A veces puede ser que tu hijo no tenga herramientas para resolver problemas y esto puede ser la raiz del problema. Por ejemplo, el niño puede estar un poco retrasado en clase pero no sabe como buscar la ayuda del profesor. Pasa tiempo con tu hijo hablando sobre esto, preguntale cosas tipo “cuándo fue el peor momento del colegio? ¿qué pasa cuando el profe pone algo que se te hace dificil, como reaccionas?

2. Trabaja en soluciones en casa y en el colegio. Piensa en la gente que trabaja en el colegio como tus compañeros en esta batalla. Aunque puedan tener diferentes formas de verlo, lo que si que suele pasar es que ambas partes tienen la misma meta, ellos quieren que tu hijo esté bien y crezca personal y académicamente.

3. Intenta no dar lecciones. Es bueno evitar discursos largos y pesados sobre la importancia de ir al colegio. Esto no va a hacer nada bueno sino todo lo contrario, pone la situación peor.

4. Juega a ser detective. Buscar patrones que se repiten cuando tu hijo se queja. Hazlo observando y sin echarle en cara. Busca una razón por la que tu hijo está evitando ir al colegio.

5. Mantén la mente abierta. Intenta no pensar que es el profesor el que está haciendo algo mal. Cuando el estrés es alto es normal necesitar acusar a alguien, pero no ayuda mucho a mejorar el problema. Y en este caso además es muy importante que estos miedos pueden ser reflejo de algo importante como estar sufriendo bullying.

6. Se un apoyo y utiliza incentivos positivos. Reconoce los progresos del niño, aunque sean pequeños. Hazle saber que te has dado cuenta que lo ha intentado. Aquí habla sobre incentivos concretos, como si hoy vas al cole sin quejarte tendrás xxx. (en este punto personalmente no se si estoy muy de acuerdo, es algo discutible… pero no tengo un criterio concreto. Pero el tema de las recompensas por hacer cosas que son “inevitables” no lo tengo muy claro”)”

¿Qué hacéis vosotros cuando vuestros hijos no quieren ir al colegio? ¿No un día porque tienen sueño sino de forma más constante?

Gracias por comentar y debatir sobre este tema! Es un tema dificil y complicado porque pueden pasar mil cosas muy diferentes por lo que lo primero será detectar qué puede pasar y atajar cada problema de manera diferente.

Lo cierto es que todo lo que cuentan me recuerda mucho a muchas de las herramientas del curso que tenemos en marcha “Educar sin gritos“. Empezó el lunes y de momento va genial!. Habrá una próxima edición en Septiembre! Si te interesa, atentos!

5 thoughts on “Mi hijo no quiere ir al cole

  1. María Responder

    Personalmente, cuando era pequeña y no quería ir al colegio porque no me gustaban las matemáticas, mi madre me decía que ir al colegio era mi trabajo, como el suyo era ir al banco. Y que ella, en el banco, se aburría mucho más de lo que yo podía aburrirme en el colegio. No es que fuese un consuelo pero sí que era un baño de realidad. A veces a los niños les cuesta esforzarse para aprender. Supongo que los maestros no puede hacer que absolutamente todas sus clases sean divertidas. ¿o sí? ¿Qué hacer cuando un niño no quiere correr en educación física porque se cansa o cuando un niño no quiere ir al colegio porque le cuesta aprender?

  2. Begoña Responder

    Felicidades por el artículo y por cómo planteas el tema. A mi me ha venido fenomenal, porque justo la vuelta de las vacaciones de Pascua están resultando muy duras. A mi hijo en general le cuesta ponerse a hacer los deberes en casa y se le hacen eternos. Sé que en clase se dispersa mucho y pierde el ritmo. Es como si nada le interesase y de hecho, me lo dice: “No entiendo por qué tengo que ir al cole”, “no sé para qué me sirve lo que me enseñan”, “es aburrido y cansino”… estos días estoy un poco desesperada, la verdad. Yo tengo casi 40 años y me encanta estudiar. De hecho estoy estudiando ahora una segunda carrera, por afición. Y no sé cómo explicarle la importancia de aprender. Utilizo el argumento que explica María en su comentario, aunque yo no le digo que me aburro, porque no lo hago, aunque hay tareas más monótonas que debo asumir; le explico que el conocimiento nos hace libres para escoger nuestro propio camino, para evitar que nos engañen… pero nada. Aveces también pienso que es mejor no darle mucha importancia, creo que también es una fase de rebeldía (cumplió 9 en diciembre) y una manera suya de poner límites… ¡y de hacerme rabiar! Gracias por abrir este interesante debate. ¡Saludos!

  3. Mevlut Celeiro Responder

    Es un tema difícil. Si el Niño no quiere ir al cole es por un motivo. Yo aconsejaría primero de todo, preguntarle: POR qué? Puede ser que esté desmotivado o que haya un problema grave de acoso. Si no se saca Una información Clara, hay que hablar con el tutor y averiguar por qué el nño no es feliz en el Cole. No es un asunto trivial, los chavales pasan muchas horas a la semana allí y no deberían estar angustiados. No estoy de acuerdo con la idea de que tienen que IR porque es Su trabajo. No son trabajadores, son personas en formación. POR otra parte, tampoco estoy de acuerdo con la escolarización obligatoria, pero ese es otro tema. Sólo pido Una cosa: Escuchad a vuestros hijos cuando se quejan de lo que pasa en la escuela.

  4. patricia Responder

    leo vuestros comentarios y me veo hace un par de años.
    soy madre de dos niños, de 8 y 4 años, y la verdad es que con mi primer hijo como todo fue tan fácil no llegue a tener problemas de comportamiento hasta que nació su hermano y empezaron los celos.
    sin embargo con mi segundo hijo, el camino hasta ahora ha sido un poco más difícil pero también gratificante.
    os aconsejo que no os quedéis en la superficie del problema, intentad averiguar qué le pasa al niño en el cole, por qué no quiere ir, ese es el duro trabajo de los padres y lo que necesitamos para intentar solucionar o ayudarles a que ellos mismos solucionen sus problemas o dificultades con las que se van a encontrar en la vida.
    me niego a pensar que mis hijos trabajarán en algo que no les guste que no les entusiasme como les pasa a la mayoría de los padres.
    por lo tanto, tratadles con cariño, reconociendo sus sentimientos y lo que les pasa, y encontraréis la solución, incluso el niño podrá resolverlo.

  5. Mariel Responder

    Me encanto la forma tan llana y clara con que tratas este tema, es un punto que afecta a muchos padres y no cuentan con las herramientas para identificar la situación por la cual esta atravesando su hijo/a.
    Gracias por estos post!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>