Motivación para el último trimestre

El final del trimestre se acerca y con ellos, los exámenes que se van acumulando. Tu hijo pasa horas estudiando para aprobar las asignaturas, como si se jugara sus notas sólo en un día. Para prepararse, cada uno tiene su estrategia: algunos lo van estudiando diariamente y son más constantes y otros deciden que con la noche antes será suficiente. Sea cual fuere el estilo de tu hijo, la cuestión es que en ambos casos las horas de estudio se van a incrementar y van a sacrificar horas de su tiempo libre en aprobar.

Sin embargo, a pesar de todo el tiempo que dedican e incluso a pesar de que se lo saben, cuando llega el día del examen no siempre consiguen aprobar y lo primero que se resiente es su autoestima y su motivación. Es peligroso asociar que el esfuerzo no ha merecido la pena si al final la nota no era la esperada.

Así que ¿qué puedes hacer como padre o madre? En artículos anteriores en Sindeberes hablamos de cómo el efecto Pygmalion era un gran aliado, de cómo las expectativas que tienen de nosotros nos influyen a la hora de nuestros resultados y la importancia también de transmitírselo en nuestro día a día. Quizás por eso, surgen voces como la de Mrs. Langford, una profesora estadounidense de New Jersey que sabe de la importancia de motivar y rebajar la presión cuando se acercan los exámenes y lo trabaja en su aula con muy buenas propuestas.

¿Se puede pensar en una mejor manera de hacer un examen que encontrándote mensajes como “No te estoy diciendo que va a ser fácil, pero va a merecer la pena Haz lo mejor que puedas!”? No sólo se trata de cambiar un sistema educativo, sino de la actitud de todos los que lo componemos. Para ello, es necesario inculcar mensajes que ayuden, no que hundan. En la enseñanza como en la vida hay que olvidar los reproches y aprender de nuestros fallos.

Probablemente hayas visto circular por internet un artículo sobre Mrs. Langford y la idea ingeniosa de poner mensajes positivos en los pupitres de sus estudiantes del colegio público de la ciudad de Woodbury momentos antes de empezar el examen. Algunos de los más bonitos son “Aprender es tu superpoder! Recuerda, nunca pares de intentarlo y nunca pares de crecer”.

¿Así no es mucho mejor empezar a hacer un examen? En nuestro #retoprofesmolones descubrimos muchos profes que sin duda hacen una gran labor y tratan de innovar día a día. No obstante, no te quedes sólo con la labor del colegio, si el profesor tu hijo no lo hace ¿por qué no puedes hacerlo tú? Prueba a dejarle mensajes antes del examen cómo los de la profesora del estilo “Recuerda todo lleva su tiempo y esfuerzo”. No se trata de escribir frases hechas, sino de escribir aquellos mensajes que sabes que tu hijo necesita oír para darle fuerzas, particularmente me encanta esa frase: “Recuerda que no hay ascensor para el éxito, debes tomar las escaleras!”.

Las ideas que doy a los padres que se acercan al estudio para subirles la autoestima y mejorar su concentración es que pongan ese tipo de mensajes en cualquier sitio que se les ocurra, desde post its que se encuentren escondidos en cualquier lado de la casa, pasando por el corcho de su cuarto o pegados en la nevera. Cualquier lugar y excusa es buena para darle ánimos en esos momentos en los que está cansado.

Nos ha gustado tanto la filosofía de Mrs Langford que te dejamos un vídeo de su filosofía de vida, puedes ponerle subtítulos para entenderla mejor.

 

VER VIDEO

Ahora, me encantaría saber cuales son las pequeñas cosas que haces por tu hijo para ayudarle en esos momentos en los que está más tensos ¿qué mensajes positivos se te ocurren? Aparte de decírselo ¿se lo transmites de alguna forma especial? Estamos deseando leer tus ideas 😉

 

2 thoughts on “Motivación para el último trimestre

  1. Susana Responder

    Genial el post y totalmente de acuerdo, pero….. mi hijo de 9 años tiene T.D.A…. y es muy difícil motivarle todos los dias,sobre todo porque en casa sí utilizamos esa filosofía, pero al llegar al cole todo su esfuerzo se traduce en un número en la parte superior derecha de la primera hoja del examen….como el resto de sus compañeros, que el día anterior quizá hayan estado jugando en la plaza,cosa que nosotros no podemos hacer normalmente y mucho menos a estas alturas de curso. Imaginate su frustración ante esas situaciones….. cómo podemos motivarles cuando son niños que necesitan un “extra “???
    Os animo a escribir algo sobre ello, porque si ya pedimos una vida sin deberes,imaginad como nos sentimos las familias donde esos deberes más que una sobrecarga son una gran condena.
    Enhorabuena por el blog.

    • Nuria García Responder

      Muchas gracias Susana por tu comentario!

      Entiendo perfectamente tu frustración y aún más la de tu hijo. Toda la tarde para ver que su esfuerzo cada vez es mayor y su tiempo libre cada vez menor…. No trae consigo nada bueno. Sin embargo, cuando me pasa eso en el estudio sigo siendo más positiva aún.

      Nos ponemos objetivos cortos, muy muy cortos (del estilo vamos a estar concentrados 15 minutos, a ver si superas ese reto). Más allá de los estudios hablamos de que cosas necesita mejorar. Si se trata de TDA como comentas, estoy segura que entrenar la atención o la organización no falla. Pongo algo que también sea medible y él vea los avances, así que a pesar de esa mala nota, ve que diariamente ha progresado sino… piensa que su esfuerzo no se ve pero yo sé y tú también que si continúa esforzándose logrará sus objetivos. Para conseguir esos objetivos, lo ponemos mediante pruebas, así juega también y no se ve que está toda la tarde encerrado en casa. Es decir que sus “descansos” o durante el día, siempre propongo juegos que aunque él piensa que está descansando, está trabajando otras cosas que necesita y mejorando… Espero que te haya servido mi comentario, pero como tú dices, tendremos que hablar de ello largo y tenido. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>