y la importancia de aplicarlo con criterio en casa

No es No. ¡Tan de moda ahora!

 

No. Esta simple palabra de dos letras está muchas veces ausente del vocabulario. Muchas veces un no firme puede ser fundamental para un desarrollo positivo para desarrollar la resiliencia en niños. Solemos estar enfocados en darle a nuestros hijos felicidad, alta auto-estima y salud emocional. Es esto lo que nos hace pasar de puntillas por la experiencia de escuchar un no, por lo que puede tener de disgusto, tocar la autoestima…  El problema es que la resiliencia, no puede ser desarrollada si los nos, que son parte de nuestra vida, son constantemente echados a un lado.

Lo primero, nunca en la historia han estado los padres tan inundados de información. No comienza a ser algo que nos hace dudar, cuando lo vamos a decir pensamos: estoy seguro? les podrá afectar?

Hemos pasado a estar obsesionados con la idea de triunfo. El truco es que nuestros niños están siendo empujados, cada vez a edades más jóvenes para prepararse para el colegio, prepararse para el colegio. Como padres adoptamos estrategias para conseguir el último propósito: un niño con éxito. Muchas veces actuamos desde el miedo cuando hacemos cosas como decir algo postivo después de un  no. Tenemos poco tiempo, trabajamos mucho, estamos conectados con internet todo el rato, los niños tienen tropecientas actividades para que puedan ser exitosos, así que si decir no nos lleva energía y si, no nos la lleva decimos un si, y nos quedamos tan anchos!

Una parte importantisisima para desarrollar la resiliencia y ayudar a los niños a crecer para ser sus mejores versiones depende de la capacidad de liderazgo de un adulto. En este estado de “dependencia” es cuando un niño de forma natural se desarrolla y libera a los niños para que puedan poner toda su energía en ser niños y crecer como tales.

Si en lugar de eso miran alrededor y ven que no hay nadie al mando, saltarán al asiento y tomarán el mando, y como es lógico no llegarán a su destino.

Los niños nos necesitan para que lideremos y esto incluye decir que no cuando es necesario y apropiado. “El caracter no puede ser desarrollado en paz y calma. Solo a través de la experiencia de la prueba, y el sufrimiento puede ser el alma reforzada, inspirar la ambición y conseguir el éxito” Helen Keller.

Es cuando el niño acepta lo que no puede ser que los niños aprenden a ser flexibles y adaptables (dos abilidades necesarias para que la resiliencia se desarrolle). Cuantas mas oportunidades tenga el niño para afrontar el disgusto de los nos necesarios de la vida dicho por un adulto que se preocupa por el, más y más capaz de regular sus emociones será. De hecho, esta regulación se asienta de forma neurológica y pasa a formar parte del desarrollo del cerebro.

Pero cómo desarrollar un no que “nutra”

¿Debemos ir diciendo unos nos por todas partes y a todas horas para desarrollar la resiliencia? Por supuesto no.

No por el placer de no es otra forma de ponernos en el asiento del pasajero. Para decir un no debemos tener en cuenta cosas normales como la seguridad, las finanzas, cuanta energía tenemos o cómo está el niño en ese momento, y otras que se te puedan ocurrir. Y tampoco tenemos que ir por toda la lista para saber si debemos decir un si o un no.

Estate atento, consciente y pisa firme en tu lugar, el del adulto que está al mando.

Cuando les decimos estos nos a los niños, acuerdate que deben percibir el espíritu de la empatia pero con la firmeza de la orden para poder crecer. Si dudas cuando dices el no, si te notan dubitativo pues ahi vuelves a perder el control.

Se puede utilizar una frase como “No… Se que…” por ejemplo, “no, no puedes tener una galleta para la cena. Se que estas decepcionado, creo que yo lo estaría también si fuera tu”. Lagrimas y enfado llegarán, pero si lo sabemos llevar con amor pero firmes en el no, es lo perfecto para que florezca la resiliencia.

 

4 thoughts on “No es No. ¡Tan de moda ahora!

  1. Mevlut Responder

    Estoy completamente en desacuerdo con esa frase trasnochada de Hellen Keller: “El carácter no puede ser desarrollado desde la paz y la calma”. Es justo lo contrario: los niños que atraviesan situaciones de angustia y estrés constantes no pueden desarrollar íntegramente su personalidad, porque sólo pueden pensar en cómo sobrevivir al día a día. La creencia de que los niños necesitan sufrimiento o pruebas constantes para “desarrollar el carácter” es una absurda idea religiosa que ha sido desterrada hace mucho por la neurociencia.
    Claro que es necesario poner límites a los niños; pero sólo de dos clases: límites que afectan a su seguridad personal y a la seguridad o al respeto de otras personas. Es decir, límites arbitrarios como “eso no se toca” o “no se corre por el pasillo” no favorecen en nada la formación del carácter. Sólo son cosas que nos convienen a los adultos. Como educadores, podemos intentar controlar la personalidad del niño y someterla, o bien fomentar su autorregulación.
    Cuando un niño está acostumbrado a oir NO sólo cuando es necesario, entonces reacciona al oirlo. Por ejemplo: No cruces ahora! No puedes pegar a tu hermano! Pero cuando amargamos la existencia de los pequeños con noes arbitrarios y constantes, sólo conseguimos niños dóciles que obedecen a cualquiera, incluyendo a ese extraño que se les acerca en el parque, o al bully del cole.

  2. María Cañal Responder

    Totalmente de acuerdo! yo creo que desde la experiencia de madre novata, loque funciona es que entiendan que cuando es no es no. Por supuesto cuando sea necesario, pero efectivamente hay nos de lo más absurdo…! me ha encantado tu comentario!

  3. Rosa Responder

    Me encanta vuestro blog y estoy muy de acuerdo con lo que habláis en este artículo. Pero opino que, para cuidar vuestra imagen y, dado que tratáis el tema educativo, deberíais prestar más atención a la ortografía. En este texto faltan demasiadas tildes.

    • María Cañal Responder

      Hola Rosa, agradezco tu comentario y te doy toda la razón. Lo que tiene querer llegar a todo que las tildes se quedan por el camino, y eso, no puede ser. Así que de verdad intentaré poner más atención a la ortografía y que no se me queden tildes por el camino.
      ¡Muchas gracias por el toque!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>